Centro de Orientación y Promoción para la Familia
Header

En el servicio la paternidad se hace concreta

junio 23rd, 2013 | Posted by Reconciliar in Artículos

Hemos celebrado hace poco el día del padre y acabo de celebrar mi cumpleaños número 50 en compañía de mis hijos. En esta edad uno tiene una perspectiva interesante de la paternidad. Soy padre hace 17 años, soy hijo de mi padre hace 50 años. Estas celebraciones han sido una interesante ocasión para meditar acerca de  la paternidad en las diferentes etapas de la vida.

La función paterna o materna se cumple a lo largo de toda la vida. En cada etapa del crecimiento de nuestros hijos y del nuestro se vive de una manera diferente. Lo que es común a todas las etapas es que “En el servicio, el amor se hace concreto”. Pero además debemos añadir que servir y amar a nuestros hijos nos ayuda a ser más felices y a ser mejores personas.

Cuando son pequeños, el  amor hacia ellos, se concretizan en diversos actos  de servicio como el cuidarlos, protegerlos y cubrir sus necesidades… más adelante vendrá el llevarlos a la escuela, pagar las pensiones, sentarnos a apoyarlos en su labor escolar; pero sobretodo: crear un ambiente de seguridad, amor y respeto, construirles una atmósfera positiva, donde prime el  buen humor,  donde nos sintamos bien. Como señala el Papa Francisco “es  preocuparse uno del otro en la familia: los cónyuges se guardan recíprocamente y luego, como padres, cuidan de los hijos”. Estos actos de servicio se complementan con  el de “transmitir una visión del mundo y de la vida impregnada de valores”. Son interesante los resultados de un estudio conjunto entre la Universidad de los Andes y la Pontificia Universidad Javeriana, donde concluyen que una figura paterna activa en la crianza genera mejores resultados en el rendimiento académico, en el desarrollo socioemocional y en la competencia social de los hijos.

Y es allí donde descubrimos una vez más que educamos no solo con lo que decimos o hacemos sino con lo que “somos”, por ello debemos ser cada vez mejores personas para ser “ser modelos de coherencia”. Y es allí que este acto de amor no solo ayuda a que nuestros hijos sean mejores personas, sino que nos ayuda a nosotros mismos y a nuestra humanidad. Nos ayuda en la medida en que vivimos  el amor y el amor nos humaniza, pero nos ayuda a crecer.

¿Cuál es nuestra función cuando los hijos son adolescentes?

Se agrega a la larga lista de actos de servicio  el de ser consejeros, y  consultores de nuestros hijos. En esta etapa un acto de servicio hacia nuestros hijos es el de velar por su “autonomía”. Cada vez tenemos menos control directo sobre sus vidas, pero podemos influir positivamente en la manera de ver las cosas.  Consultores para que ellos evalúen las  opciones, responsabilidades y consecuencias de sus propios actos. Mi experiencia como maestro de adolescentes por  más de 25 años, es que la función de consejeros es importante para los hijos aunque no den señales externas donde lo reflejen abiertamente y que es un momento importante también para los padres ya que al cumplir esta función ellos también deben aclarar sus conceptos, sus puntos de vista e inclusive reexaminan sus propios comportamientos y sus actitudes.

¿Cuál es la función como padres de familia de hijos adultos?

También es dar, aunque lo hacemos de maneras diversas. Cuidado de los nietos, con tu presencia, con tu experiencia, como  ejemplo, como transmisor de valores.  Contar con tu presencia estar allí. La perspectiva acerca de las cosas que dan las personas mayores es única y sumamente valiosa. Esta es una valiosa época donde se vivencia la cooperación y la ayuda mutua. Y es allí donde uno descubre que aunque no se tienen las mismas energías que cuando uno es joven, hay aspectos de uno mismo que enriquecen a todos y que hay que cultivar.

Tal vez éste sea uno de los secretos de la paternidad. Buscamos amar a nuestros hijos y por ello nos ponemos al servicio de ellos, pero en ese proceso recibimos más de lo que damos y crecemos como personas.

Julián Echandía Sarmiento

Magister en Educación y orientador Familiar, con más de 25 años de experiencia en la enseñanza y orientación de adolescentes y sus familias.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 Both comments and pings are currently closed.